reseña

Cartas de amor a los muertos (Ava Dellaira)

jueves, enero 28, 2016

Título: Cartas de amor a los muertos | Autor: Ava Dellaira | Saga: Autoconclusivo | Editorial: Nocturna | EncuadernaciónTapa blanda con solapa | Páginas350 páginas | ISBN9788494424328 | Precio15,00 euros | Vídeo-reseña: ver vídeo

Todo comienza con un trabajo de Lengua: escribirle una carta a alguien que haya muerto. Laurel escoge a Kurt Cobain porque su hermana lo adoraba. Y porque él murió joven, como ella. En poco tiempo tiene un cuaderno lleno de cartas a Judy Garland, Amy Winehouse, Heath Ledger y muchos otros. Sin embargo, no se las entrega a su profesora.

Les escribe sobre el comienzo del instituto, sus nuevas amistades, su primer amor y sobre cómo está aprendiendo a vivir ahora que su familia se ha roto. Y sobre lo que ocurrió cuando su hermana aún estaba viva.


Cartas de amor a los muertos parte de una idea original para desarrollar una historia desgarradora y emotiva. La novela cuenta cómo Laurel empieza a escribir a famosos que han fallecido cuando su profesora se lo manda como tarea. Una vez que empieza, no puede parar ya que se da cuenta de que puede contarles cosas que ha estado tiempo callando. Las cartas se transforman en una tarea terapéutica que le ayuda, de alguna manera, a superar la muerte de su hermana.

La autora aprovecha la historia para hablar de temas como el amor, la amistad, la identidad, la muerte, el dolor, la culpabilidad, la homosexualidad, el maltrato y los abusos. Como veis, la autora toca infinidad de temas y lo hace de forma sencilla y directa.

Asimismo, Ava Dellaira nos muestra a los seres humanos como los seres frágiles que somos y lo hace a través de un relato muy realista, ya que todo lo que sucede en la novela podía ocurrir perfectamente en la vida real.


Ninguno de los personajes es perfecto, tienen sueños, miedos, cometen errores creyendo actuar bien, etc. Una de las cosas que más me ha gustado es que el libro te enseña que no es lo mismo la imagen que vemos de una persona con lo que realmente es de verdad, pues hay quienes, por fuera, parecen felices, pero, por dentro, se están desmoronando.

Hay bastantes personajes en la novela y, aunque algunos están más perfilados que otros, todos resultan tan creíbles que podrían ser de carne y hueso. En esta reseña sólo voy a destacar a la protagonista, pues es a la que más conocemos.

Laurel es un personaje con mucha fuerza porque, aunque no sabe quién es ni dónde quiere ir, está luchando por encontrar un hueco en el mundo, por dejar de tener miedo de sí misma. Es una chica que no sólo perdió a su hermana, que la consideraba su modelo a seguir (su heroína), sino que además tiene que lidiar con la separación de sus padres y con esa culpabilidad que la carcome día tras día. Se trata de una protagonista que evoluciona de forma lenta, pero constante.


Cartas de amor a los muertos no habla sobre la tragedia, sino sobre la superación. Es por ello que, aunque estamos frente una novela, principalmente, dramática, Ava no busca la lágrima fácil, sino que pretende que el lector se emocione tanto con las cosas buenas, como con los momentos trágicos, pues no hay vida que no tenga un poco de ambas cosas.

Uno de los puntos positivos del libro es que tiene un ritmo ligero, por lo que se lee bastante rápido. Además, al estar dividido en cartas, en vez de capítulos, hace que sea más sencillo dejar o retomar la lectura.

El final es autoconclusivo y muy emotivo. Tenía miedo de que me decepcionara porque esperaba que la última carta fuera para su hermana y así ha sido, por lo que estoy muy contenta. No podía haber tenido mejor cierre.

PUNTUACIÓN

Aunque al principio, me costó meterme en la historia, Cartas de amor a los muertos ha resultado ser una novela única, desgarradora, que trata, de forma sencilla y natural, temas como la homosexaulidad, el maltrato o la muerte entre otros.

Gracias a la pluma de la autora, podemos sumergirnos en una historia dura, pero tan real como la vida misma. No vamos a encontrar una trama edulcorada, tampoco veremos escenas que sólo busquen hacernos llorar porque lo que Ava pretende es que reflexionemos y nos emocionemos con el relato.

Gracias a Nocturna por el ejemplar.

Te puede interesar

6 comentarios

  1. ¡Tengo unas ganas tremendas de leer esta novela! Estoy deseando hacerme con ella.
    Me alegro de que te haya gustado, he escuchado alguna crítica negativa pero sin duda lo leeré.
    Un abrazo, Blanca Lovegood ^^

    ResponderEliminar
  2. Què buena pinta tiene. La idea es genial. Me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegra saber que la historia fue cogiendo ritmo con el paso de las hojas y te fue enganchando. Me encanta cuando pasa eso:)
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    El libro es hermoso, me gustó demasiado. Como decís es desarrollo de Laurel durante toda la novela es gradual pero se nota. Me gustó tu reseña!
    Beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto y me alegra leer una reseña como la tuya *-* Yo ya le tenía ganas a esta novela desde antes de que saliera en España (como la mayoría xD) y sobre todo por la forma en que está escrita. Además, me alegra que digas que la novela no pretende ser trágica sino esperanzadora :') Estoy deseando leerla, a ver qué me encuentro ^^

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Es un libro al que le tengo muchas ganas porque todo el mundo habla bien de él. Por cierto me encantan ñas fotosgrafías que has hecho!!

    ResponderEliminar

¡Anímate y comparte con todos nosotros tu opinión! Pero recuerda que los mensajes ofensivos, los comentarios pidiendo links de descargas ilegales o cualquier tipo de publicidad que no aporte nada serán eliminados.

Blog Archive