reseña

El Mundo Perdido (Michael Crichton)

lunes, septiembre 23, 2019

Título: El Mundo Perdido | Autor: Michael Crichton | Saga: 2/2 Jurassic Park | Editorial: DeBolsillo | EncuadernaciónTapa blanda con solapas | Páginas: 480 páginas | ISBN9788466343756 | Precio9,95 euros


ATENCIÓN, PUEDE CONTENER SPOILERS DE ANTERIORES LIBROS


La pesadilla empieza en la isla de Costa Rica, donde se encuentran varios cadáveres de dinosaurios. El paleontólogo Richard Levine organiza una expedición y, gracias a sus peculiares ayudantes -dos niños superdotados-, consigue que Ian Malcolm, uno de los pocos hombres que conoce lo que realmente ocurrió en aquella isla remota, colabore en la arriesgada empresa.

Como es sabido, esa isla fue el verdadero "laboratorio" del parque, donde los dinosaurios eran "fabricados" y criados sin ningún criterio científico por los responsables de una empresa cegada por los intereses económicos. Ahora, las consecuencias de tales manipulaciones son pavorosas: los dinosaurios se han vuelto violentos e impredecibles y amenazan con extender su salvaje hegemonía a todo el planeta.


La pluma de Michael Crichton y la historia desarrollada en Jurassic Park me gustaron tanto que necesitaba seguir leyendo sobre el Parque Jurásico, así que en vez de sumergirme en otros libros para condurar la bilogía un poco más, me adentré entre las páginas de El mundo perdido con voracidad.

El autor vuelve a coger el mito de Prometeo para hablar del poder de destrucción del ser humano y nos regala numerosas reflexiones, algunas más acertadas que otras, pero todas igual de interesantes. A lo largo del libro nos encontraremos, también una buena cantidad de datos e hipótesis científicas sobre el desarrollo de la vida que pueden ralentizar un poco la lectura.

En esta ocasión, la novela se divide en diferentes configuraciones. Estas hacen referencia a la hipótesis que desarrolla Ian Malcolm en la que los mundos perdidos tienden a configurarse de una forma determinada. El uso de estas configuraciones te mete en contexto, ya puedes ver cómo se aplica la teoría a los hechos que tienen lugar en el Enclave B.


Tal y como ya hizo en su anterior entrega, Crichton nos presenta a una gran variedad de personajes bien definidos y trabajados. Todos tienen un papel mayor o menor en la novela, por lo que no son meros nombres sin rostro que terminan devorados por dinosaurios.

En El Mundo perdido el protagonista indiscutible no es otro que el matemático Ian Malcolm al que conocemos en Jurassic Park. Aunque sus intervenciones se limitaron en el anterior libro al plano intelectual, es uno de los personajes más carismáticos de la saga y uno de los más queridos.

En esta ocasión disfrutamos a Ian Malcolm de principio a fin. Sin embargo, no es el mismo que conocimos, ya que lo acaecido en el Parque Jurásico de Hammond lo ha vuelto mucho más negativo y precavido que en su anterior entrega. A pesar de que intentará evitar verse involucrado en temas relacionados con los dinosaurios, terminará viéndose cara a cara con estos.

Otro de los personajes principales de esta novela es la bióloga Sarah Harding especializada en el comportamiento de los depredadores de África, especialmente de las hienas. Con un gran instinto de supervivencia, una valentía y una tenacidad admirables logra sobresalir por encima de otros personajes.


Conoceremos también a otros personajes como Richard Levine, Jack Thorne, Eddie Carr, Dodgson y Baselton, entre otros muchos. No me quiero extender demasiado en la reseña, por lo que si queréis saber más sobre ellos, os recomiendo que os adentréis en el libro.

Y, por supuesto, no podían faltar los niños, ambos superdotados y con un manejo de los ordenadores excepcional. Tras haber leído la bilogía, sorprende y hasta resulta cómico que ningún adulto sepa utilizar los ordenadores, mientras que los niños sean unos genios de la informática.

En este caso, tenemos a Kelly, una muchacha de trece años con una fortaleza admirable, y Arby, un chico de once años muy introvertido, pero con ganas de ayudar y ser de utilidad a Richard Levine. Los dos tendrán un papel importante en la historia.


La obra está contada en tercera persona desde el punto de vista de diferentes personajes, lo que enriquece la narración con más detalles y le da mayor dinamismo a la historia.

Una de las cosas que me ha sorprendido de esta novela es que no se limita a hablarnos de los dinosaurios que ya conocemos (y que aparecieron en el anterior libro), sino que aprovecha para presentar nuevas especies, una de ellas en particular regala algunas de las mejores escenas del libro.

A pesar de que El Mundo Perdido cuenta con menos escenas de acción que su antecesor, la novela me ha mantenido pegada a sus páginas no solo porque estaba deseando saber cómo se iban a desarrollar los hechos en el Enclave B, sino también por la tensión que el autor genera a lo largo del libro. Dado que la película apenas coge algunos detalles de la obra, no sabía cómo iba a terminar, por lo que estuve en vilo hasta las últimas páginas.

PUNTUACIÓN (SOBRE 10)

El Mundo Perdido logra mantenerse a la altura de su antecesor gracias a unos personajes bien desarrollados, unas muy buenas dosis de dinosaurios y escenas que hacen saltar las pulsaciones.

Michael Crichton sabe cómo generar tensión y mantenerla a lo largo de la historia y lo consigue con tan solo unas pocas palabras. No necesita el apoyo gráfico y musical con el que cuentan las películas de la saga para hacer que se te acelere el pulso. Estamos, por tanto, frente a un libro que tarda un poco en arrancar, pero que una vez lo hace, se vuelve adictivo.


Gracias a De Bolsillo por el ejemplar.

Te puede interesar

0 comentarios

¡Anímate y comparte con todos nosotros tu opinión! Pero recuerda que los mensajes ofensivos, los comentarios pidiendo links de descargas ilegales o cualquier tipo de publicidad que no aporte nada serán eliminados.

Blog Archive