reseña

Jurassic Park (Michael Crichton)

miércoles, febrero 20, 2019

Título: Jurassic Park | Autor: Michael Crichton Saga: 1/2 Jurassic Park | Editorial: DeBolsillo | EncuadernaciónTapa blanda con solapas | Páginas: 480 páginas | ISBN9788466342711 | Precio9,95 euros

Una asombrosa técnica para recuperar y clonar código genético de los dinosaurios ha sido descubierta. Y, con ella, los sueños más fascinantes de la humanidad se han hecho realidad. Criaturas extintas durante eras deambulan por el Parque Jurásico con su impresionante presencia y su insondable misterio, y todo el mundo puede visitar las, siempre y cuando este dispuesto a pagar el precio.

Sin embargo, la desmedida ambición de comercializar esta ingeniería única amenaza con conducir al mundo al desastre. Mujeres y hombres deberán emprender entonces una carrera contra el tiempo, aún a sabiendas de que todos los esfuerzos podrían resultar en vano si el inescrupuloso proyecto quedase fuera de control... y la Tierra a merced de unas bestias monstruosas.

Llevaba años detrás de este libro desde que supe que la película homónima estaba basada en una novela, pero no ha sido hasta ahora, que Penguin Random House ha reeditado los libros, cuando he podido sumergirme en esta historia.

Los que más me conocen saben que me gustan muchísimo las películas de Jurassic Park, así que tenía ganas de descubrir la historia que hay detrás del largometraje de Steven Spielberg para poder disfrutar, en condiciones, de la obra de Michael Critchon.

El autor coge el mito de Prometeo (cómo el ser humano juega a ser Dios sin pensar en las consecuencias), mito que también utiliza Mary Shelly en Frankenstein, y lo pone bajo el filtro de la ciencia para plantear la cuestión de si se debe jugar con ella y conseguir avances increíbles o si, por el contrario, hay cosas que es mejor no tocar.

Si os interesa este tema, hace un par de años escribí un artículo en el que trataba el mito de Prometeo en cada una de las películas de la saga Jurassic Park. 

El inicio de la novela es algo lento y quizá hasta pueda aburrir un poco a algunos lectores, ya que el autor va saltando de un hecho a otro para poner en contexto toda la historia y que conozcamos lo que se ha hecho hasta ahora en el ámbito de la ciencia y cómo una de las muchas empresas logra sacar adelante y en secreto el proyecto de isla Nublar donde John Hammond establece el parque jurásico. Los protagonistas tardan en adentrarse en Jurassic Park, pero una vez llegan a la isla, la historia comienza a ir sobre ruedas.

El autor nos presenta a un sinfín de personajes, todos ellos con una personalidad muy definida, entre los que se encuentran Alan Grant, Ellie Sattler, John Hammond, Ian Malcolm y los nietos de Hammond, Alex y Tim. Incluso los secundarios tienen su papel en el libro, más allá de cometer errores o ser carnaza para dinosaurios (como ocurre en el largometraje).

Por un lado, tenemos al paleontólogo Alan Grant. Alan es uno de los personajes que mayor protagonismo tiene en la trama. A lo largo de la novela descubrimos que es un hombre muy inteligente, bastante calmado y con mucha paciencia. Me ha gustado mucho descubrir la capacidad de adaptación que tiene.

Por otro lado nos encontramos con Ellie Sattler, una paleobotánica que trabaja con Grant. Ellie no tiene tanto protagonismo Alan, algo que ya me esperaba. Sin embargo, el entusiasmo, la inteligencia y el valor de Ellie cobran mayor protagonismo hacia el final de la obra.



Ian Malcolm es un matemático amante de la teoría del caos que es odiado y querido a partes iguales porque es excéntrico, egocéntrico y un tanto pedante. Es el típico personaje al que u odias o amas. En mi caso, aunque tiene un papel más que secundario y sus apariciones siempre ralentizan la narración, es un personaje que me ha gustado mucho.

La gran sorpresa del libro son los nietos de Hammond, Alex y Tim. Es cierto que tardan en aparecer, pero una vez llegan al parque jurásico, vamos a ir siguiendo sus pasos. Tim, el mayor de los hermanos, posee una gran inteligencia para su corta edad. He disfrutado muchísimo las escenas de acción en las que ambos estaban implicados porque nunca sabía por dónde iba a salir Tim o cómo iba a reaccionar Lex.

Una de las cosas que llaman la atención de la novela es que se divide en iteracciones en lugar de capítulos. Las iteracciones hacen referencia a las variaciones que se pueden dar en los sistemas y lo que estas variaciones pueden implicar. Dentro de cada iteracción, encontraremos distintos títulos que harán referencia a lo que va a ocurrir. El hecho de utilizar las iteracciones para dividir la historia me parece un gran acierto porque te mete de lleno en la teoría del caos de la que habla Ian Malcolm a lo largo del libro.

Entre las páginas de Jurassic Park hay infinidad de datos científicos sobre la ingeniería genética, el comportamiento de los dinosaurios o la programación de ordenadores que se entremezclan con algunas licencias que se toma el autor. No obstante, me fascina que Michael Critchon compare constantemente los dinosaurios con las aves cuando no ha sido hasta hace muy pocos años que se ha descubierto que algunos dinosaurios se parecían más a las aves que a los lagartos.

Critchon sorprende por la tensión que es capaz de generar en la historia. Aún careciendo de la espectacularidad de los dinosaurios de Steven Spielberg, el autor es capaz de crear la misma tensión y angustia en la novela.

Jurassic Park me ha mantenido pegada a sus páginas casi desde el principio. Primero porque deseaba que llegaran al parque y, después, para saber qué iba a ocurrir. La película es bastante fiel al principio, pero luego el largometraje se distancia y recorre otro camino distinto al de la obra, por lo que no podía parar de leer.

El final de la novela es angustiante, incluso sabiendo cómo terminaba me ha mantenido en vilo hasta las últimas páginas, ya que el autor mantiene la tensión hasta el final para que los lectores no se relajen. A pesar de que Jurassic Park cuenta con una segunda parte, Michael Critchon cierra la historia sin dejar ninguna ventana abierta (al menos aparentemente).

PUNTUACIÓN (SOBRE 10)

Michael Critchon ha utilizado el mito de Prometeo en Jurassic Park y lo ha mezclado con teorías físicas y avances científicos para crear una aventura repleta de dinosaurios que no solo mantiene en vilo, sino que también hace reflexionar.

Eso sí, reconozco que no es un libro para todo el mundo porque peca de una introducción un poco larga y algo densa. Asimismo, los extensos monólogos sobre la teoría del caos de Ian Malcolm pueden echar para atrás.


Gracias a De Bolsillo por el ejemplar.

Te puede interesar

1 comentarios

  1. Hola! Te confesaré algo: nunca me gustaron estas películas porque de niña, atenta, ME DABAN MIEDO LOS DINOSAURIOS. Esto es real. Entonces, de grande, solo me gustan cuando son fósiles y si no, me dan como cosita(?
    Eso sí, me alegró lo que contaste del libro en sí, porque tengo Rescate en el tiempo, del mismo autor, y esto aviva mis ganas de leerlo.
    Un besote!

    ResponderEliminar

¡Anímate y comparte con todos nosotros tu opinión! Pero recuerda que los mensajes ofensivos, los comentarios pidiendo links de descargas ilegales o cualquier tipo de publicidad que no aporte nada serán eliminados.

Blog Archive